Decathlon acaba con las colas gracias a la UX

D

Ya hace algún tiempo que Decathlon ha implementado un nuevo sistema para mejorar la experiencia de usuario en las tiendas físicas, pero todavía no lo había probado en persona. Fui al Decathlon de la Illa Diagonal, en Barcelona, y aluciné cuando llegué a la zona de cajas. Y lo mejor de todo es que fue positivamente. Normalmente el customer journey del usuario sufre una caída de valoración en la experiencia a la hora de realizar el pago. Colas eternas y una pérdida de tiempo brutal para poder adquirir el producto y salir de la tienda.

En esta ocasión, fue todo lo contrario. Tardé 5 segundos en realizar mi pago. Literalmente. Simplemente deposité el artículo en la cesta y automáticamente me detectó el precio. Sin escanearlo. Además, por cinco segundos más, me envié la factura a mi email, desde el mismo dispositivo de cobro. Más fácil, económico y ecológico que imprimir un tíquet de compra; que acabaría perdiendo.

¿Cómo puede ser? Gracias a la tecnología RFID. Se trata de una nueva tecnología que través del chip RFID, o identificación por radiofrecuencia, se reconoce de forma única cada artículo en stock. Esto garantiza más seguridad y eficiencia, además de un mayor seguimiento dentro de la cadena de suministros, desde la logística hasta su llegada al usuario.

Una vez que se aplica una etiqueta RFID en un producto, se relaciona el número de identificación codificado con la unidad de almacenamiento de stock. Los empleados utilizan un lector en un carrito móvil que puede ser trasladado a través de filas de productos para capturar las actualizaciones del inventario.

En cada tienda se coloca un lector en cada terminal del punto de venta y al abandonar la tienda, los clientes caminan entre antenas y lectores. Checkpoint y Nedap brindan el hardware para los lectores y las antenas en las puertas. Así, el sistema detecta si se compraron todos los productos cuando el cliente sale de la tienda.

Beneficios del uso de la RFID

  • Mayor eficiencia y velocidad en los procesos
  • Conocer con total exactitud la ubicación de los productos
  • Reducir costes operativos
  • Reducir errores en el inventario
  • Mejora la experiencia de compra por parte de los usuarios

En resumen, gracias al uso de la tecnología Decathlon ha convertido el proceso de compra en toda una experiencia positiva. Sin colas, sin papeles y sin errores. Por esa parte, chapeau. Pero, por otro lado, ¿qué implica el uso de estas nuevas tecnologías? ¿se acabaron los puestos de empleo en las cajas? ¿Ha llegado ya la revolución de las máquinas?

El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar

Theophrastus

Escribe el primer comentario

Sobre el autor

Eloy Urarte

Lead UX & CRO | MA Degree Lecturer. Crítico del “vale más una imagen que mil palabras”. Enamorado del storytelling y la experiencia de usuario.

Eloy Urarte

Lead UX & CRO | MA Degree Lecturer. Crítico del “vale más una imagen que mil palabras”. Enamorado del storytelling y la experiencia de usuario.

¿Hablamos?

Si quieres conocerme, insultarme o incluso contratarme...